Che Bandoneón!


Che Bandoneón! Año 2013 - Buenos Aires - Lápiz sobre papel
Me he tomado la libertad de usar el título de una canción que precisamente describe el placer de tocar este instrumento tan preciado acá en la Argentina y que me impresiona cada vez que observo como lo hacen sonar. Escuchando a Astor Piazzola y con esa misma energía, he pintado esta imagen de una fotografía que he encontrado en Internet. Cuando encuentre la fuente, subo los datos del autor porque es una fotografía hermosa y muy inspiradora. He dibujado un bandoneón acromático, que me hizo recordar a mi bisabuelo, el abuelo Angelito, que tocaba el acordeón cuando íbamos a visitarlo, deleitándonos con geniales melodías y transmitiéndonos ese amor que sentía por la música. Un sonido que marcó mi infancia y que hoy tengo la suerte de escuchar a través de este instrumento que, curiosamente, se dice que es el padre del acordeón. El bandoneón suena incombustible por las calles de San Telmo y acompaña a grandes voces y a los seductores pasos de tango aclamados por un público encandilado por este bello arte porteño.

El duende de tu son, che bandoneón,
se apiada del dolor de los demás,
y al estrujar tu fueye dormilón
se arrima al corazón que sufre más.


Puedes ver el video de la conción en Youtube:
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.ericatfresco.blogspot.com.
http://youtu.be/HsoiitQ_L88