..:HABITACIÓN PROPIA::.

"Siempre he envidiado a quienes tienen el control de sus vidas. A quienes pueden afirmar, llenos de satisfacción, que ellos mismos han ido construyendo su existencia, paso a paso, colocando los aciertos junto a los errores, depositándolos muy unidos, las buenas experiencias al lado de las malas, la felicidad sobre el dolor, como si levantasen una sólida fortaleza allá en lo alto de las rocas, impugnable y firme. Una existencia dominada por los propios designios y una férrea voluntad, fluyendo por las venas como sangre y dentro de las tripas, la entereza."

Fragmento extraído del libro "Contra el viento" de Ángeles Caso

Me siento muy identificada con este fragmento, pues hay personas que están tan seguras de si mismas que salen adelante realizando un esfuerzo aparentemente escaso. Salen adelante tan sólo con la plena confianza en sí mismos y sin el miedo a equivocarse. Ese miedo que impide y paraliza. Ese miedo que tanto mal nos hace y que nace a causa de nuestras inseguridades. Yo no soy de esas personas que tienen el control de sus vidas. Ojalá hubiese sido así, las envidio profundamente. Mi vida no es más que un caos desorganizado que atiende nada más que a estímulos sensoriales, emocionales, que están en continua lucha con la razón, con los miedos, contra las represiones. Y una persona con miedo y reprimida, no tiene alma, no tiene espíritu, no tiene vida. Está muerta en vida. 
Así es que llevo toda una vida luchando porque mi alma enterrada en un cuerpo reprimido, salga al exterior y pueda vivir libremente. 
¿Qué es la libertad? ¿Alguien la ha conocido? ¿Alguien ha experimentado el vivir libremente?

"Siempre me he preguntado si mi vida habría sido distinta de no haber sido mi madre una mujer deprimida. (...) Tal vez, si la hubiera visto de pequeña reír y cantar, el mundo no me parecería este lugar lleno de cosas TEMIBLES. Acaso habría sido una mujer valiente y decidida. Una aventurera, por ejemplo (..) He vivido en cambio encerrada, ensimismada en mis miedos, casi muda y sorda, haciendo todo lo posible para no tener que enfrentarme a la ansiedad de los cambios, a la angustia del riesgo. Rígida y pálida igual que una estatua. Como si mi sangre fuese sólida. Sucios pedazos de piedra que impiden cualquier movimiento."

Del libro "Contra el viento" de Ángeles Caso.

Mis hermanos y yo hemos sido criados de esa forma. Nos han infundado inseguridades. Inseguridades que una persona depresiva tiene, a la cual también, le han sido infundados esos miedos, esas inseguridades. Yo lo llamo el efecto "esponja". En mi caso, tengo la maldita capacidad de absorber todos los miedos e inseguridades de los demás. Todas las malas vibraciones vienen a mí. Todo el pensamiento negativo, esa "mala onda" que definen los argentinos, se me mete en el cuerpo y mente y me despoja del alma y del espíritu que cada ser lleva consigo desde que nace, hasta que muere. Así es que llevo toda una vida luchando contra esos miedos. Algunas veces me sale bien y gano, otras, me toca perder y me hundo. Esto es lo que me ha tocado vivir... una herencia maligna que ha afectado a todos los ámbitos de mi vida. A todos. La consecuencia de haber sido criada con tristeza, agonía e inseguridades, hizo que me volviese débil y ciega a lo que no fuesen mis pequeñas carencias. Se ha vuelto el centro de mi vida... y mi peor pesadilla. 

Sé que nadie me puede ayudar, que debo ser yo misma la que trate de salir del agujero negro. Nadie me conoce más que yo. Siempre he tratado de utilizar el arte para comunicarme, para comunicarle a los demás como me siento por dentro, poniéndome siempre en el papel de victima, cuando lo que debería haber hecho siempre es ponerme en el papel activo de protagonista y sacarle provecho a la vida. Pues bien, hice todo lo contrario... vivo mi vida pasivamente, soy una mera espectadora de la misma. Como decía Virginia Wolf, "hay que tener una habitación propia en la vida para refugiarse", es decir, hay que estar en el mundo porque formamos parte de él. Y sí, me he construido una "habitación propia", pero no he sabido utilizarla. En lugar de refugiarme en ella, la he usad para esconderme permanentemente.

Hace algunos años, he creado este blog como refugio, esta era mi habitación propia.

Hoy he vuelto a retomarla para usarla como debiera, a ver si esta vez lo logro. 

Quiero ver el mundo de colores como lo hacen los demás y como en algún momento lúcido de mi vida he logrado hacerlo. Siento la obligación o necesidad de volver a sentir que el mundo es un lugar apetecible, un territorio en el que desee hurgar, valientemente, sin miedos y sacar de él todo lo bueno y lo malo, tesoros dignos de ser guardados y no aquel espacio de negruras y debilidad y temores constantes. 

Así es que trataré de usar el arte como un "tratamiento" para tratar mis inseguridades y miedos, para poder ser libre en mis acciones y pensamientos. Volver la mirada introspectiva, como escribió Kandinsky, "enviar luz a las profundidades del corazón humano" ésa será mi misión. Busco comunicar lo que llevo dentro y siento para poder deshacerme de todo lo malo que me está impidiendo vivir.

En algún lugar he leído que la fórmula para lograr liberarme, es seguir la intuición más que repetir cosas del pasado, hacerlo por placer y estar contento con lo que a uno lo desvela. Para ello, lo primero que necesito hacer, es despojarme de todos los malos momentos del pasado, tapar esas cicatrices con brochazos de pintura enérgicos sin fijarme en lo que resultará, sólo dejándome llevar por la intuición. 

No le echo la culpa a nadie de lo que me pasa, pues al fin he logrado comprender que mi "efecto esponja" es el culpable de mis males, sólo debo dejar entrar ciertas cosas en mi vida y en mi alma, para que éstas no sean dañadas. Debo disfrazar esa sensibilidad que me caracteriza, refugiarla cuando lo necesite y utilizarla solamente para comunicarme. 

No espero que comprendáis lo que me pasa, sino que sepáis que esto pasa y puede pasarle a cualquiera en los momentos más vulnerables. Así que protegéos, construiros una "habitación en la vida" y tratad de enviar siempre luz a las profundidades de vuestro corazón.

Gracias por haber venido a visitarme a mi habitación propia, a mi refugio, eres bienvenid@.



Creative Commons License
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.ericatfresco.blogspot.com.

No hay comentarios :